domingo, 21 de febrero de 2016

Visita a Lunéville, Francia

Lo bueno de estar en Luxemburgo es que te pillan cerca un montón de cuidades chulas. No es que Lunéville sea una maravilla de cuidad, pero no está mal. Básicamente es una ciudad con un palacio, una iglesia y un ayuntamiento.

Ayuntamiento de Lunéville





El mayor atractivo de Lunéville es el Château des Lumières, un castillo del siglo XVIII construído por el duque Leopoldo I. Uno de sus arquitectos fue Germain Boffrand, el arquitecto del palacio de Versalles en París. Por eso se parecen tanto, incluso las capillas eran prácticamente iguales. ¿Por qué digo eran? Porque el castillo de Lunéville en 2003 sufrió un incendio que prácticamente lo dejó en la estructura, una pena. Hoy en día todavía no está restaurado del todo. La causa fue un chispazo eléctrico debido a que la instalación era muy vieja. De hecho, fue el primer sitio con luz eléctrica de toda la región, de ahí el nombre.


El edificio tendría que tener la planta en forma de H, pero uno de los edificios se quedó sin construir por falta de fondos, así que no es simétrico del todo, en las fotos de la vista posterior se aprecia. Los jardines son totalmente planos, estilo Versalles.


Por otra parte la iglesia, construida por los jesuitas en un periodo posterior, tiene una portada impresionante. El reloj con los ángeles cubiertos por musgo es una imagen que no se olvida fácilmente. En el interior destaca el órgano, cuyos tubos van incorporados al diseño arquitectónico por medio de columnas, de modo que cuando sonaba el órgano nadie podía ver de dónde salía la música. Se solía decir que era la música celestial.


Esto ha sido todo por hoy, espero que os haya gustado. Mil gracias por leerme y nos vemos en la próxima! Chao chao!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada