viernes, 15 de agosto de 2014

Tarta de Oreo fácil y fresquita



Esta tarta es genial, mira que he visto y probado tartas de oreo, pero esta me gusta especialmente. Desde que la viera en el blog de Mara, Más dulce que salado, he esperado la ocasión para hacerla. Aunque la verdad es que no sé por qué he esperado, ¡se hace en un momento!



Ingredientes:

-          Base: 100 gr. de galletas tipo Oreo y una cucharada de mantequilla fundida.
-          Relleno: 250 gr. de queso de untar, 110 gr. de azúcar, 100 gr. de leche, 200 ml de nata, 4 hojas de gelatina.
-          Cobertura: 4 galletas tipo Oreo trituradas.

Elaboración:

  1. Hacemos la base triturando las galletitas y mezclándolas con la mantequilla. Extendemos en la base de un molde de 18 cm. desmoldable (el mío era de 20 cm.). Llevamos al congelador.

  1. Para el relleno ponemos la gelatina a hidratar en agua fría durante 10 minutos. Mientras tanto ponemos el resto de los ingredientes en un cazo a fuego medio hasta que el queso se derrita. Que no hierva porque se puede cortar.

  1. Cuando la mezcla sea uniforme lo apartamos del fuego y añadimos la gelatina bien escurrida. Movemos un poquito para atemperar.

  1. Vertemos la crema sobre la base y llevamos al frigorífico durante unas horas, mejor si la dejamos toda la noche.

  1. Espolvoreamos las galletitas trituradas para la cobertura y desmoldamos.



Buenísima. Me ha gustado un montón lo del tema de la gelatina, nunca había hecho una tarta de queso así, tan ligerita, sin huevos ni cuajada. La verdad es que pensaba que iba a ser menos cremosa, pero qué va, está riquísima. Siento no tener fotos del paso a paso, pero es que cuando fui a coger la cámara estaba sin batería. De todas formas la elaboración es sencillísima.


Besitos a todos!!

viernes, 8 de agosto de 2014

Marsella y verano absurdo

¡Hola, cocinillos! ¿Cómo va eso? Ha pasado un tiempo desde la última vez, pero es que no veas qué verano. Primero estuve en Marsella, con mi madre y mi hermana Estefi. Nos lo pasamos genial, os pongo las fotos. Aunque yo no estuve al 100%, el avión y mis nervios me jodieron la barriga los primeros días, así que comer comí poquito. No aproveché para comer pastelazos franceses ni nada, un error. Y ahora pues nada, un montón de trabajo, jamás pensé esto, en agosto y currando a saco. ¿Dónde está mi verano? Con lo vaga que estoy/soy yo con los calores... eeeeen fin. ¡Dentro de nada receta! Besicos a todos.

Palais Longchamp
Vitrina Plauchut
Notre-Dame de la Garde
Estefa la guiri
Fort Saint Joan
Catedral La Major
Dulce árabe a mil en Marsella. Droga definitiva.
Chateau D´If
Au revoir!!

jueves, 17 de julio de 2014

Maritoñis de Granada



La última vez que vino mi hermana de Sevilla preparé estos pastelitos, típicos de Granada, que conocí en el maravilloso blog Aisha Kandisha. Según los vi pensé, ¡¡qué cosa más rica, eso lo tengo que hacer!! Aunque tuve que adaptar la receta para que fuera vegetariana.


Ingredientes de la galleta: 1 yema, 1 huevo, 225 gr. harina bizcochona, 75 gr. mantequilla, 75 gr. azúcar glass, una gota de esencia de vainilla.

Ingredientes bizcocho: 2 huevos, 60 gr. harina, 60 gr. azúcar.

Ingredientes crema: 250 gr. agua, 50 gr. azúcar, 25 gr. harina, canela, cabello de ángel.

Elaboración:

  1. Primero haremos las galletas. Yo las hice el día anterior para que no se me acumulara el trabajo. Mezclamos la mantequilla con el azúcar y el aroma, después los huevos y por último la harina sin trabajar mucho la masa. Cubrimos con film de plástico y llevamos a la nevera por una hora. Estiramos, cortamos y horneamos a 180º hasta que doren un poquito.

  1. Para la crema, lo único que tenemos que hacer es llevar al fuego el agua, con el azúcar y la canela. Cuando se disuelva el azúcar empezamos a añadir la harina en forma de lluvia con ayuda del colador para que no se hagan grumos y hervimos por unos minutos hasta que espese bastante.

  1. Cuando esté bien espesa, añadimos el cabello de ángel, yo he usado como un tercio de un bote, pero se le puede poner menos o más. Refrescamos la crema y la guardamos tapada con film a piel.

  1. Ahora haremos los bizcochitos. Es un bizcocho ligero, así que batimos las yemas con la mitad del azúcar, las claras con la otra mitad. Juntamos los huevos, añadimos la harina poco a poco tamizada y cargamos en manga. Escudillamos círculos, con más arte que yo, por favor, que tuve que recortarlos porque me quedaron enormes.

  1. Y nada, por último montamos todo. Ponemos una cucharada de crema encima de cada galleta y tapamos con un bizcochito. Para rematar podemos espolvorear azúcar glass por encima o como yo, hacer una glasilla muerta con azúcar glass y un pelín de agua y ponérsela por encima.




Son riquísimos. Recién montados están mejor, porque la galleta está crujientita y hace contraste. Después la galleta se reblandece, pero está igualmente rico, se deshace todo en la boca, es una delicia.

Ahora sí, ya me voy de viaje, os veo a todos a la vuelta. Besitos!

viernes, 4 de julio de 2014

Cotton cake, pastel de queso japonés



No os voy a engañar, hacer esta tarta de queso es un coñazo, jajaja. Es broma, es fácil, pero no es tan sencilla como otras tartas que es cosa de mezclar todo y tirarlo al horno. Aunque si la haces (blablabla) no te vas a arrepentir (blabla), merece la pena. Lo típico. No, en serio, es droga pura.



Ingredientes:

-          Part one: 100 gr. de leche entera, 250 gr. de queso de untar.

-          Part two: 150 gr. de leche entera, 80 gr. de mantequilla, 45 gr. harina, 45 gr. maizena.

-          Part three: 7 yemas, 7 claras, 110 gr. de azúcar.


Elaboración:

  1. Cogemos las cosas de la primera parte y lo ponemos en un cacito al baño maría hasta que se deshaga el queso. ¡Sin grumitos! Reservar.

  1. Ponemos la leche de la parte dos con la mantequilla en otro cacito al baño maría hasta que se derrita la mantequilla, entonces añadimos las dos harinas tamizadas y mezclamos bien con la varilla para que no haya grumos. Después mantenemos al baño maría (sin que nada hierva, ni el agua ni la crema) hasta que espese.

  1. ¡Entonces! Mezclamos la parte 1 y la 2, bien con la varilla hasta que quede fino. Reservar.

  1. Desclaramos los huevos y añadimos las yemas a la preparación de una en una. Reservar.

  1. Montamos las claras, cuando estén ahí empezando a coger cuerpo empezamos a añadir el azúcar. Dejamos de montar cuando estén duritas.

  1. Añadimos las claras, poco a poco, con movimientos envolventes, hasta que tengamos una especie de mousse celestial.

  1. Engrasamos muy bien un molde desmoldable y vertemos el batido. Aquí hay un problema, un molde de 22cm se queda claramente pequeño, como podéis ver. Y la cosa es que durante el horneado subió exageradamente (sin rebosarse, ¡era raro!), así que yo lo pondría en un molde un poquito más grande, no mucho más.

  1. Para hornear, lo vamos a poner al baño maría, envolviendo MUY bien si el molde es desmontable con papel albal para que no le entre agua. Los 10 primeros minutos lo pondremos a 220º y luego 50 minutos más a 160º. Con horno precalentado y todo calor por abajo. Después, apagamos el horno y tenemos 10 minutos más ahí dentro sin abrir. ES MUY IMPORTANTE que no abráis la puerta del horno en ningún momento del horneado o cosas horribles pasarán.
Llegó a salir mucho más pero no hice foto porque estaba acojonada

¡Y ya está! Me emociono.



Droga. Sabe a las tartitas que venden en tarrinillas transparentes en los supermercados, pero más rico y casero. Blandita, esponjosa, suave, nada empalagosa, ligera. Una de las cosas más bien hechas que han salido de mi horno.

Muchísimas gracias, María, por compartir la receta en tu maravilloso blog Cosicas Dulces y Alguna Salada. Además de que eres un primor como amiga, eres una excelente cocinera.

Mil besitos a todos!

lunes, 30 de junio de 2014

Tartaleta de frutas



Holalá, amigos. Offf, cantidad de cosas que estoy haciendo últimamente, no parece verano. Menos mal que no está haciendo todo el calor que podría estar haciendo aquí en Almería. ¡Dentro de nada me voy a Marsella! Aunque tenga que subir en avión (una de mis grandes fobias), me hace mucha ilusión. Mientras tanto, seguimos con la repostería.


Ingredientes:

-          Una lámina de hojaldre fresco de Lidl.
-          Fresas, kiwis, naranjas.
-          Para la crema: 500 ml de leche, 40 gr. de maizena, 4 yemas L, 150 gr. de azúcar, media ramita de canela y un trocito de piel de limón.

Elaboración:

  1. Horneamos la base de hojaldre. Para que no suba por el centro y sólo lo haga por los bordes primero pinchamos con un tenedor y después pondremos papel de hornear y algo encima que pese, yo puse un molde para horno rectangular. Lo hornearemos a 190ºC, con calor arriba y abajo con ventilador (horno precalentado).

  1. Hacemos la crema. Primero separamos un vasito de los 500 ml de leche para diluir la maizena.

  1. Aromatizamos el resto de la leche con la canela y el limón, hirviéndola con cuidado de que no se salga. Dejamos templar.

  1. Rompemos las yemas con el azúcar.

  1. Añadimos la leche a las yemas (el vasito con la maizena y la infusionada) en hilo y moviendo continuamente.

  1. Colamos.

  1. Cocemos a fuego medio, cuando espese lo tendremos. Al llevar maizena y no harina no es estrictamente necesario que hierva. Refrescamos, tapamos con film y reservamos.

  1. Cortamos toda la fruta en láminas de tamaño parecido dentro de lo posible. Ponemos la crema (en frío) sobre el hojaldre.

  1. Colocamos las láminas de fruta. Si se va a consumir en el momento no es necesario, yo no lo hice, pero si se va a guardar un poquito más se le puede pintar mermelada de albaricoque a la fruta para que brille.



Muy riquiña y muy fresca ahora para la caló. Besicos para todos!!

sábado, 21 de junio de 2014

Lenguas de gato



Hola, amigos. Tengo el típico aplatanamiento veranil por calor, por eso no hago casi nada, ni de cocina ni de otra cosa. Pero cuando el mono de hornear aparece… hay que aplacarlo. No sé qué hice con las yemas, pero me sobraron las claras. Y qué mejor manera de aprovecharlas que con estas pastitas tan ricas que es empezar y no parar.


Ingredientes:

-          150 gr. de harina.
-          125 gr. de azúcar.
-          125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
-          120 gr. de claras (3 o 4 unidades dependiendo del tamaño).

Elaboración (manual):

  1. Trabajamos un poco la mantequilla y añadimos el azúcar.

  1. Añadimos las claras de una en una y mezclamos.

  1. Tamizamos la harina e incorporamos. La pasta es bastante densa.

  1. Cargamos en manga y escudillamos sobre una bandeja de horno con papel con una boquilla lisa y grande, la mía del nº8. Tenemos que hacer bandas planitas arrastrando la boquilla por el papel, no sé si me explico.

  1. Precalentamos el horno a 180º y horneamos unos 10 minutos o hasta que se doren los bordes.



Pues eso, me sorprendieron, pensaba que me iban a quedar blandurrias como casi todo lo que hago, pero no. Quedaron crujientitas, doraditas, dulces y ligeras, qué ricas.

Saludos!