miércoles, 30 de noviembre de 2011

Herramientas en la cocina

¡Hola, desastres! ¿Cómo va todo? Hoy vamos a hablar de esos cachivaches y bultos del hogar que harán nuestra labor culinaria mucho más fácil.

No hace falta gastarse mucho ni tener mil trastos para cocinar cosillas apañadas. Os voy a enseñar lo que necesitareis para hacer mis recetas igual o mejor que yo. Empezamos:

  • Bol de plástico. 
En este campo hay gran variedad de precios y formas. Yo los prefiero altos, amplios (para amasar un poco dentro, por ejemplo) y con pico vertedor para que sea más fácil pasar las masas a sus moldes o a otros recipientes.

  • Palas de silicona o lenguas de cocina.
Me encantan, son super útiles y pueden salirte muy económicas. Recogen muy bien los restos de masa del bol, para mezclar cosas delicadas son lo mejor (y que la masa no pierda aire!) y también te pueden ayudar a la hora de despegar una masa, por ejemplo de pan, de la mesa.

  • Báscula de cocina.
Muy importante si quieres que la receta te salga "perfecta". También hay jarras medidoras pero no son lo mismo, no son tan exactas y muchas veces tienen fallos. Hoy en día casi todo el mundo tiene, pero si eres de esos que les gusta medir en tazas o yogures también hay recetas para ti y pronto subiré varias.

  • Batidora de varillas.
Esto quizás suponga una inversión inesperada, pero si vas a meterte en repostería seguro que le sacas provecho. Para montar la nata, los huevos, las claras, la mantequilla, es lo mejor. Si no la tienes siempre puedes hacer recetas más facilitas y darle al tenedor o las varillas de mano.

  • Moldes para horno. 
Los hay desmontables, de silicona o cristal. Eso va en función de vuestros gustos, yo me quedo con los desmontables, los forras con papel de horno y el bizcocho saldrá perfecto, sin peligro de que se te rompa.

  • Cápsulas de papel, bolsas de congelar y papel de hornear. 
Aquí tenemos los desechables. Son económicos y se encuentran en cualquier supermercado. Las bolsas nos sirven para verter la masa en las cápsulas o moldes especiales sin derramar nada y para hacer formas sobre el papel de hornear, como es el caso de algunas galletas.


Estos son mis imprescindibles en la cocina, junto con el horno, claro! Todo lo demás es sustituible con algo de ingenio. 

Ya tenemos las herramientas, ahora ¡al trabajo! 

3 comentarios:

  1. Anda qué idea más buena lo de la manga pastelera (o bolsa de congelar, que yo también la utilizo) para verter la masa en las cápsulas, jajaja.
    Lo hacía para otras cosas pero siempre que hacía magdalenas manchaba las cápsulas porque o bien cogía una cuchara si la masa no era muy compacta o la vertía directamente de una jarra.
    Lo pondré en práctica!!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo uso lo de la bolsa de congelar desde hace mucho, jejeje. Es una idea estupenda! Anda que no he rellenado yo bizcochos, roscones y demás con las bolsas estas jeje. Son de un práctico!!
    Besitos!
    pd- Vaya pedazo de cocina! me encanta el color de la encimera. Ayy que envidia, yo quieroo.

    ResponderEliminar